Internos construyen capilla en el CERESO de Ciudad Obregón

Por primera vez en la historia del Cereso, internos construyeron una capilla en sus instalaciones por iniciativa de la Diócesis de Ciudad Obregón, misma que fue bendecida por el señor obispo Felipe Pozos Lorenzini.

Capilla de Adoración Permanente

La llamada Capilla de Adoración Permanente fue inaugurada y bendecida el pasado sábado 22 de mayo y tiene la intención de brindar un espacio en cada punto de la ciudad, iniciando con el espacio en el Cereso debido a la necesidad de acercar la palabra de Dios con los reclusos.

La comunidad eclesiástica celebró la bendición del inmueble con una publicación en las redes sociales: “En las Vísperas de la Solemnidad de Pentecostés ha iniciado la Capilla de Adoración Perpetua y se ha bendecido la Cruz del Apostolado en el Cereso de Ciudad Obregón. Dios siempre es una sorpresa que nos supera infinitamente, Papa Francisco. La Capilla ha sido construida y la custodia ha sido elaborada por nuestros hermanos internos. Desde ayer, ya no son 1,200 hermanos internos, sino 1,201, Jesús también cuenta, él es el interno de máxima seguridad”, compartió el obispo.

La capilla permanecerá abierta las 24 horas y se contará con dos internos que fungirán ministros, mismos que diariamente llevarán la comunión y la palabra de Dios al interior del Cereso.

“Le he pedido a dos hermanos internos ser ministros extraordinarios para la Comunión para que puedan proclamar diariamente la Palabra de Dios y distribuir el Cuerpo del Señor a nuestros hermanos que estén preparados para recibirlo. Gracias a todos los que hicieron posible esta capilla y la Cruz del Apostolado, que Dios sea su recompensa”, finalizó.

Comentarios

comentarios