Detienen Yaquis a cuatro empleados de Gasoducto Aguaprieta

Cuatro empleados de la empresa Gasoducto Aguaprieta que se encontraban trabajando en el tramo del gasoducto ubicado en Loma de Bácum fueron detenidos por pobladores de este pueblo tradicional yaqui.

Posteriormente fueron llevado ante la Guardia Tradicional donde fueron sometidos a un juicio por parte de las autoridades indígenas y de acuerdo con las normas que rigen a este pueblo, en una asamblea donde estuvieron presentes la mayoría de los habitantes de Loma de Bácum.

Personas cercanas al Gobernador de este pueblo yaqui informaron que la detención ocurrió poco después de las 4:30 de la tarde, cuando se vio a los empleados de la mencionada empresa laborando en el área donde está prohibido realizar cualquier labor de acuerdo con la orden girada por el Juzgado Séptimo de Distrito que ha catalogado como desacato a quienes contravienen dicha prohibición.

Los cuatro detenidos no fueron golpeados y no se les maltrato de niguna manera, pero fueron puestos a disposición de las autoridades tradicionales quienes posteriormente habrán de entregarlos a las autoridades civiles como presuntos de desacato ante una orden judicial, señalaron los informantes.

Dijeron asimismo que policías estatables trataron de rescatar y llevarse a los detenidos pero no se les permitió hacerlo, versión que aún no tiene aún contraparte del Gobierno del Estado.

Comunicado de la autoridad tradicional

En la noche de este martes, la autoridad tradicional de Loma de Bácum emitió el siguiente comunicado:

Se les comunica que esta tarde-noche fueron sorprendidos dentro del territorio ancestral Yaqui, personal de la empresa constructora del gasoducto realizando trabajos relacionados con dicha obra.

Cabe aclarar que dicha obra cuenta desde el 6 de abril de 2016 con una orden de suspensión de plano para que no se realicen trabajos de construcción, supervisión, operación, ni ninguna otra actividad relacionada con dicha obra en cualquier fracción perteneciente a la Tribu Yaqui.

Esa orden fue emitida por el Juzgado 7mo de Distrito con sede en Cd. Obregón, Sonora y fue ratificada por el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Penal y Administrativa del 5to Circuito con sede en Hermosillo, Sonora.

Al respecto, también informamos que dicha suspensión judicial federal no ha sido acatada por los promovertes del Gasoducto y para hacer valer dichos resolutivo hemos denunciado en múltiples ocasiones ante el poder judicial el incumplimiento a la orden judicial emitida, obteniendo finalmente un resolutivo qué dictaminó el delito de desacato por parte de las constructoras y autoridades responsables del gasoducto.

A la fecha, la orden de suspensión de plano sigue vigente, pero no hay respeto por parte de particulares ni del poder ejecutivo en acatar las órdenes del al poder judicial federal.

Lo anterior pone en evidencia la total ausencia del estado de derecho en Sonora y el atropello a los bienes materiales e inmateriales del Pueblo Yaqui.

Cabe destacar que el Territorio Yaqui es autónomo y funciona ancestralmente como una nación, cuenta con gobierno propio y leyes y normas internas de autogobierno que son reconocidas por la constitución mexicana y por tratados internacionales.

En ese sentido, y en vista que las Autoridades civiles del poder ejecutivo están ignorando los derechos ganados judicialmente en los tribunales federales, y se hacen omisos en garantizar el respeto al estado de derecho al permitir y solapar la continua violación a órdenes federales, está haciendo valer sus propias leyes internas para defender su territorio sagrado.

Para ello, en estos momentos el personal de la empresa constructora que fue sorprendido violando la orden judicial, se encuentra en la Guardia Tradicional realizando sus declaraciones ante la autoridad indígena Yaqui, en pleno apego a sus usos y costumbres.

Vía InfoCajeme

Comentarios

comentarios