Hermana de ex empleada de Padrés denuncia ”levantón”

La joven María, dijo que los individuos la amagaron para que su hermana retire la denuncia contra el exgobernador Guillermo Padrés y 20 involucrados más en el caso de tortura, abuso de autoridad y privación ilegal de la libertad.

La joven María, hermana de Gisela Peraza Villa, ex empleada de la Casa de Gobierno durante la administración de Guillermo Padrés, fue privada de su libertad por dos sujetos que ingresaron a la Universidad Tecnológica de Hermosillo (UTH), la subieron a un auto y la abandonaron tras amagarla para que retiren las acusaciones contra el ex mandatario y demás involucrados en el maltrato a la extrabajadora doméstica.

Cabe señalar que la joven María, a principios de octubre pasado, también fue amedrentada y maltratada por los sujetos, que al parecer son los mismos, que ingresaron a las instalaciones donde estudia para llevársela por la fuerza.

Según la perjudicada, los sujetos la amagaron y dijeron que la tercera será la vencida, dándole a entender que asesinarán a su familia, de mantener las acusaciones contra Padrés Elías y 20 más involucrados en el caso de tortura y abuso de autoridad contra su hermana Gisela, quien fue detenida arbitrariamente a principios de la anterior administración.

Como se informó con oportunidad, Gisela Peraza fue acusada por Padrés Elías y familia, de robo de joyas y efectivo, sin embargo, hace dos años fue exonerada por un juez, por lo que la perjudicada denunció al ex mandatario por privación ilegal de la libertad, tortura y abuso de autoridad.

Cabe señalar que la joven María cuenta con protección de agentes asignados por la Fiscalía General de Justicia del Estado, a través del programa de protección a víctimas del delito, sin embargo, los agentes de la Policía Estatal, no pueden ingresar a la UTH, lo que aprovecharon los agresores, para ingresar y sacarla a la fuerza.

De acuerdo con la denuncia la afectada iba saliendo del comedor de la escuela, cuando los dos individuos a bordo de un automóvil y la subieron a punta de pistola a la unidad, para luego amagarla y exigirle que retire la denuncia contra Padrés Elías y finalmente dejarla abandonada frente a unas maquiladoras, de donde llamó a los agentes que la custodian.

Comentarios

comentarios