FGJE Sonora señala que la muerte del empresario cajemense Rodrigo Peñuñuri fue suicidio por decapitación

Ciudad Obregón, Sonora, diciembre 15 de 2020.- Con 88 actos de investigación, evidencias científicas y tecnológicas, realizadas por la Trilogía Investigadora de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE), se estableció que el deceso del empresario Rodrigo Peñuñuri Ramírez fue suicidio por decapitación.

La Fiscal General en la entidad expuso que esta fue una investigación difícil, atípica y compleja que sólo Peritos, Agentes del Ministerio Público, de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), todos de gran experiencia, pueden lograr.

No se tenía registro de un caso similar en el Estado, sólo se halló uno en México, en Torreón, Coahuila, y otro en España.

“El de Torreón es muy similar a este, se utilizó el mismo tipo de vehículo pick up y una cuerda casi con las mismas características, por eso, dentro de la carpeta de investigación se integró una ecuación Fisicomatemático”, reveló.

Peñuñuri Ramírez fue encontrado sin vida el 6 de junio pasado por la mañana, recordó la Fiscal sonorense, su cuerpo quedó en el automóvil de su propiedad, Toyota Tundra, color plata, modelo 2016, en calle Bambú y 600, en el Valle del Yaqui.

En la caja de la unidad automotriz se localizó la extremidad superior desprendida, por lo que de inmediato se inició con las indagatorias por el probable delito de homicidio, ya que toda muerte violenta es investigada así por la FGJE por protocolo, explicó.

Una vez resguardada la escena del hecho por el primer respondiente que fueron agentes de la Policía Municipal, dijo, se hizo cargo personal de Servicios Periciales, quienes procesaron el área y recolectaron diversos indicios.

Dentro de los 88 actos de investigación se aportaron videograbaciones de cámaras del C5i de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Sonora (SSP) y de cámaras de particulares, así como del Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en inglés) del auto del ahora fallecido.

En los videos del acceso a la colonia Casa Blanca se ve salir a Rodrigo Peñuñuri conduciendo su pick up Toyota Tundra y así lo hace por varios minutos, siempre captado por las cámaras, hasta que toma al Valle del Yaqui donde es ubicado por GPS.

A las 07:51 horas del 6 de junio el sistema del auto registra un movimiento de 14 kilómetros por hora, para las 07:56 horas concluye su movimiento y queda embancado, para después ser localizado por testigos que reportan el hecho y es atendido por policías municipales, el primer respondiente.

Dentro de los datos de pruebas recolectados en el sitio, se localizó una cuerda de polipropileno trenzado con fibras salientes, de color amarilla, atada a un poste de energía eléctrica, soga que adquirió el ahora occiso en una ferretería local, lo cual quedó registrado en el pago con tarjeta y por la ubicación de su vehículo.

Dentro de los análisis forenses realizados al teléfono celular de Rodrigo Peñuñuri, se localizaron búsquedas con días anteriores referente a mecánicas y maniobras suicidas.

También se reveló que, a los días previos, el ahora fallecido realizó algunos recorridos inusuales en lugares en despoblado, saliéndose de sus rutas frecuentes.

Investigadores de la Fiscalía establecieron que la persona llegó al lugar donde fue localizado, ató la cuerda a un poste de concreto y la pasó por la ventana posterior del vehículo, la cual mantuvo abierta, se colocó la soga con el resultado de suicidio.

El pick up tenía la llave de encendido abierta y el cambio de velocidades automático en marcha cuando fue localizado, en el interior de la unidad había manchas hemáticas en diferentes direcciones, de explosión, así como el cuerpo hacía atrás.

La necropsia realizada al cuerpo indicó datos compatibles con suicidio por decapitación, descartando el uso de algún tipo de arma blanca.

Además, el cuerpo presentó en la espalda una laceración de 70 centímetros, aproximadamente, que fue causada al momento del “jalón” con el asiento del piloto o conductor y que esta, a su vez, tuvo daños y quedó fuera de su posición original,

Con apoyo de investigadores del Departamento de Física de la Universidad de Sonora (Unison), se establecieron los parámetros o variables para este tipo de suceso, como la velocidad de movimiento, tipo y anchura de la cuerda, así como la fuerza de tracción.

“Valores que caen dentro de los rangos establecidos por distintos autores y que ubican este suceso de manera definitiva como un suicidio por ahorcamiento y decapitación”, puntualizó la Fiscal General de Justicia en Sonora.

Comentarios

comentarios