Festejo por la llegada de un hijo terminó en tragedia

BRASIL.- Era un viaje de despedida par Carola como hija única, la niña de nueve años esperaba con alegría la llegada de su hermanito. Su madre, de seis meses de embarazo, su padre y ella hicieron un viaje desde Argentina a la ciudad brasileña Foz de Iguazú cuya última parada era un parque acuático de diversiones.


Tras la muerte de Carola Berno, salieron a relucir una serie de irregularidades del parque acuático que fueron denunciadas por el padre de la menor. Leandro dijo que llegado el momento de retirarse del lugar dijo a su hija que saliera de la alberca, ella quiso estar ahí un rato más.

Su mujer también comenzó a prepararse para el regreso a Buenos Aires y al llegar a donde estaba Leandro, preguntó si Carola estaba detrás de ella, pero la menor ya no era visible. La pareja comenzó a buscarla pues pensaron que se había perdido en el parque. Pasaron 15 minutos y no daban con su paradero.
Fue hasta que un hombre se aventó a la alberca de manera violenta que la pareja de dio cuenta que era para rescatar a Carola.

Tras el hecho, Leandro también se tiró a la alberca, su hija se había quedado ‘atorada’ en el filtro de succión de la alberca. La niña tenía los cabellos enredados en el filtro. Relata que tuvieron que ser tres personas las que ayudaran a sacar a la niña del agua arrancando el filtro.
Luego, comenzaron a solicitar la presencia del paramédico del lugar, pero no llegó. Entonces entre los bañistas aplicaron las tareas de reanimación, pero no sabían exactamente cómo hacerlas.

“Mi mujer, que está embarazada de seis meses y medio gritaba como una loca y me pedía que no la dejara ahí. Yo estaba desesperado”, añadió Berno.

Hasta minutos más tarde apareció una persona que dijo ser la enfermera del parque, pero no traía uniforme menos equipo para realizar la reanimación.

“Las personas se turnaban para hacer los masajes porque se iban cansando. Yo la agarraba de la mano a Carola y le decía que su papá iba a estar siempre ahí”.

Más tarde apareció un hombre que dijo ser paramédico, traía un desfibrilador y llevó a Carola a una ambulancia. En el hospital no la atendían por que el padre no portaba los documentos. Carola falleció unas horas después en la unidad de terapia intensiva del centro médico Costa Cavalcanti.

 

Advertisements

Comentarios

comentarios