Abusa de menor de 10 años bajo amenaza de hacerle daño a sus padres si decía algo

Caborca, Sonora, julio 2 de 2019.- Gracias a la plática que una sicóloga ofreció en la escuela donde estudia, una persona menor de edad tomó valor, contó a su madre que era víctima de abusos deshonestos y violación y ambas interpusieron denuncia contra el responsable.

Derivado de la acusación, personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE) investigó y llevó a juicio a Mauricio “N.”, de 39 años, quien fue declarado culpable por el Juez Penal.

El pasado 28 de junio, en la audiencia de individualización, se le condenó a pasar 22 años 9 en prisión, a pagar una multa de 18 mil 327.08 pesos y por la reparación moral 32 mil 639.02 pesos.

Los delitos de abusos deshonestos agravados reiterados y violación que sufrió la persona menor de edad, de entonces 10 años, se dieron en 2016 en Pitiquito, Sonora.

Dentro de la causa penal 211/2017, del Juzgado de Caborca, personal de Litigación la Vice Fiscalía de Control de Procesos de la FGJE, demostró los hechos denunciados por la afectada y su madre.

Aprovechándose de la confianza que los padres de la víctima le brindaban a Mauricio “N.”, por tener parentesco con el padre de la niña, en reiteradas ocasiones, el sentenciado aprovechó la cercanía con la menor para incurrir en tocamientos hasta llegar a la violación sexual en casa de un familiar y siempre amenazándola con hacerle daño a sus padres si contaba lo sucedido.

Fue durante una plática sobre abuso sexual que impartió una sicóloga en la escuela, a donde asiste la perjudica, cuando comprendió que no debía callar y tenía que contarle todo a sus padres, por lo que al salir así lo hizo e interpusieron la denuncia.

Recibió ayuda por especialistas del Centro de Atención a Víctimas del Delito (Cavid), el Agente del Ministerio Público inició con la carpeta de investigación que trabajaron elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC).

Para el 4 de noviembre de 2017 se ejecutó orden de aprehensión a Mauricio “N.”, se formuló imputación y se decretó prisión preventiva como medida cautelar, quedando vinculado a proceso el 9 de noviembre de ese año.

El 29 de enero de 2018 se formalizó la acusación en contra del sentenciado, el juicio se celebró en tres sesiones, inició el 11 de junio de este año, continuó el 18 y 19, para el 20 de junio el Juez halló culpable al acusado.

Los hechos fueron demostrados en juicio con testigos que declararon, sobre todo con el testimonio de la menor que estuvo acompañada de una sicóloga y de su madre, además el testimonio de la sicóloga que la evaluó y encontró daño sicoemocional derivado de los hechos y el médico legista, quien realizó el dictamen ginecológico.

Comentarios

comentarios