Un estudio revela que Estados Unidos quedará bajo el agua en 20 años

El aumento del nivel del mar causado por el calentamiento global provocará que en los próximos 20 años se duplique el número de comunidades costeras en Estados Unidos que padecerán inundaciones crónicas, reveló un estudio de la organización científica “Union of Concerned Scientists (UCS por sus siglas en inglés).

Difundido este miércoles en la revista científica “Elementa”, el estudió advirtió que hasta unas 170 comunidades costeras de Estados Unidos registrarán dentro de dos décadas, inundaciones inmanejables, del tipo que impulsa a la gente a dejar esos lugares.

Para finales del siglo, las inundaciones crónicas se extenderán de Maine a Texas y a lo largo de partes de la Costa Oeste, de forma que afectarán unas 670 comunidades costeras, incluyendo Cambridge, Massachusetts; Oakland, California; Miami y San Petersburgo, Florida.

El estudio constituye el primer análisis cientifico que comprende toda la línea costera de Estados Unidos y las comunidades que experimentarán inundaciones tan extensas requerirán de inversiones muy costosas para protegerlas del aumento del nivel del mar o tendrán que ser abandonadas.

Proyectó el momento aproximado en que las comunidades pueden sufrir este grado de inundaciones y qué ciudades y poblaciones podrían evitarlas, si se alcanzan las metas de temperatura a largo plazo propuestas en el acuerdo climático de París.

El análisis estableció un limite en el cual las inundaciones se vuelven inmanejables para la vida diaria; cuando las inundaciones afectan 10 por ciento o más de tierras productivas y utilizables al menos 26 veces por año, o cada dos semanas aproximadamente.

Actualmente “alrededor de 90 comunidades, en su mayoría en Louisiana y Maryland donde la tierra también se está hundiendo, sufren ya inundaciones crónicas debido a la elevación del nivel del mar”, comentó en un comunicado, Erika Spanger-Siegfried, analista del UCS y autora principal del estudio.

“Al subir la temperatura global también aumenta el nivel del mar, y a mediados de siglo varios cientos de comunidades sufrirán el mismo tipo de inundación crónica desde los destinos vacacionales de playa como Jersey Shore y la costa del Golfo de Florida hasta ciudades de mayor tamaño, como Boston, Galveston, y Fort Lauderdale”, indicó.

Para finales del siglo cuatro de los grandes distritos de la ciudad de Nueva York experimentarán inundaciones crónicas.

“Esperamos que este análisis sea un llamado de atención para las comunidades costeras, y para todos nosotros como país, para dimensionar lo que está por venir y tener tiempo para prepararnos”, dijo Spanger-Siegfried.

El estudio examina tres escenarios: un escenario “bajo” que asume que las emisiones de carbono disminuyen dramáticamente y el calentamiento global se limita a dos grados Celsius.

Un escenario “intermedio”, que proyecta las emisiones de carbono alcanzando su punto máximo a mediados del siglo, lo que da como resultado 1.20 metros de elevación del nivel del mar a nivel mundial.

Y el escenario “alto”, que ocurre hacia 2100, con el hielo polar derritiendo lo suficientemente rápido como para producir unos dos metros de elevación del nivel del mar. Los científicos consideran que el escenario “alto” es cada vez más plausible, según señala el estudio, a medida que el derretimiento de las capas de hielo se acelera.

Bajo estos escenarios, el estudio encontró que, para el 2035, alrededor de 170 comunidades, casi el doble de las de hoy, enfrentarán inundaciones crónicas y el posible desplazamiento de la población de las áreas afectadas bajo los escenarios intermedio o alto en aumento del nivel del mar, y más de 100 verán al menos una cuarta parte de sus tierras utilizables crónicamente inundadas.

Para el año 2060, alrededor de 270 comunidades enfrentarán inundaciones crónicas y el posible desplazamiento de sus residentes por el aumento intermedio del nivel del mar. Este número salta a 360 comunidades cuando se considera el escenario alto.

Para el 2100, alrededor de 490 comunidades, incluyendo casi el 40 por ciento de todas las comunidades que están frente al océano en las costas del Este y el Golfo de México, enfrentarán inundaciones crónicas y el posible desplazamiento de sus poblaciones ante un aumento intermedio del nivel del mar, y casi 300 verán cuando menos un cuarto de sus tierras crónicamente inundadas.

Ante un escenario alto, el número de comunidades salta a alrededor de 670, incluyendo casi el 60 por ciento de todas las comunidades frente al océano que están en las costas del Este y el Golfo.

Agencias

Comentarios

comentarios