Reconocen al padre Rogelio López Román como Ciudadano Distinguido

Durante la ceremonia de clausura del XIV Festival de arte y cultura Tetabiakte y la celebración del 90 aniversario de la fundación del municipio, el Padre Rogelio López Román fue reconocido como Ciudadano Distinguido 2017.

El Presidente Municipal Faustino Félix Chávez, en compañía de su esposa Ena Olea de Félix y del Director de Cultura Municipal, Sergio Inzunza, entregó la presea y la placa conmemorativa a Eva Luz López López, sobrina del recién finado Padre Rogelio López Román.

Al entregar la medalla de Ciudadano Distinguido, el Alcalde manifestó que es un orgullo y un especial honor el otorgar este reconocimiento póstumo a quien dio su vida en el servicio sacerdotal y que promovió el desarrollo de la juventud cajemense y a la comunidad en general.

“Sin duda alguna en los tiempos que hoy vivimos, el legado de Rogelio López Román es algo que nos invita a reflexionar, hemos visto a través de su semblanza todo lo que dejó a nuestra comunidad, cómo desde el servicio sacerdotal, pero como ser humano, impulsó a jóvenes a que encontraran el camino del desarrollo, el camino de un positivismo que les permitiera también aportar al crecimiento de nuestra comunidad, no nomás lo hizo aquí en Cajeme, lo hizo en todo el sur de Sonora”, señaló el Alcalde.

“En lo particular fui jornalero, también tuve la oportunidad, al igual que mi esposa, de tener la guía del padre Rogelio”, añadió.

Mientras que a nombre de la familia López Román, Eva Luz López López, externó un agradecimiento a Félix Chávez y a la comunidad de Cajeme por la distinción especial y el reconocimiento a la obra de su tío, el Padre Rogelio.

“Señor Presidente le agradezco muchísimo lo que usted hizo hoy para el padre Rogelio, vengo en representación de toda la familia, somos muchos, pero no todos pudimos venir aquí, pero aquí estamos un grupito pequeño pero con mucho amor y con mucho agradecimiento para usted y toda su comitiva por distinguir a mi tío el Padre Rogelio López Román, y le quiero decir que estamos todavía más contentos porque se está reconociendo todos los años, todo su esfuerzo, toda su obra”.

Por su parte, el Padre Salvador Ramírez expreso sentirse alegre por el reconocimiento que el Ayuntamiento de Cajeme hace al Padre Rogelio, la homenajearlo como Ciudadano Distinguido 20107.

En la ceremonia estuvieron presentes funcionarios municipales, regidores y representantes de organismos del sector productivo de Cajeme.

RESEÑA:
El Padre Rogelio López Román, originario del Tule, Sinaloa, llegó a Ciudad Obregón, Sonora, en 1960 y estudió la carrera de Tenedor de Libros, título que lo llevó a desempeñarse de manera profesional como Contador en la empresa Caterpillar. Sin embargo, no siguió esta profesión, pues sabía que su meta estaba más allá de lo material y empezó a construir un proyecto de vida que al final de sus días le permitió dejar un legado difícil de igualar.

Su primera experiencia al servicio de la iglesia, la desarrolló como monaguillo en el templo de Guadalupe, donde Monseñor Ismael Esparza le habló y le dijo que él tenía vocación para la vida sacerdotal. Por lo que optó por ingresar al Seminario Diocesano en 1963, donde se ordenó como Sacerdote en 1973.

Su primera encomienda pastoral fue trabajar con jóvenes que tenían inquietudes vocacionales, luego se le nombró asesor de pastoral Juvenil a nivel Diocesano. Entre otras labores, el Padre Rogelio, como era conocido por la comunidad religiosa, fue fundador de la bolsa de trabajo que a la fecha sigue funcionando en Catedral; fundador de la Casa de la Juventud ubicada en Los Arcos Alameda.

También fue fundador de las Jornadas Juveniles de Vida Cristiana, creando los movimientos Maranatha para jóvenes de preparatoria y Frenesí para adolescentes de secundaria; además proyectó las reconocidas Misiones a la Sierra Tarahumara, que recientemente llegaron a su trigésima edición. Durante su trayectoria sacerdotal, desarrolló talentos en muchos jóvenes, a quienes impulsó para que explotaran su potencialidad en el estudio, el deporte, la música, el canto y el baile; así formó un grupo musical llamado Corintios, luego cambió su nombre a Los Ángeles y, desde 1977, fue bautizado como ROG LOP, nombre con el que aún permanece activo con 40 años de exitosa trayectoria.

En los 90, fue enviado a Empalme para ejercer el sacerdocio, municipio en el que sintió la necesidad de crear una escuela dentro de la iglesia y fundó la secundaria particular “José Antonio Celaya Castro”, de la que fue director durante 20 años.

El año 2000 significó para el Padre Rogelio el reencuentro con sus primeros anhelos, pues tuvo la oportunidad de grabar un disco con música de banda, norteña, balada y con mariachi; sueño que alcanzó a los 60 años de edad.
Cuando Dios le llamó a su lado, el Padre Rogelio López Román, partió con la satisfacción de dedicar los últimos 44 años de su vida a favor de la juventud de nuestro municipio.

Advertisements

Comentarios

comentarios