Piernas inquietas están vinculadas con cambios en el cerebro

Los cambios estructurales en el área del cerebro que procesa las sensaciones podrían vincularse con el síndrome de las piernas inquietas, sugiere un estudio reciente.

Las personas con el síndrome de las piernas inquietas experimentan sensaciones incómodas en las piernas y necesitan moverlas. Con frecuencia ocurre a última hora de la tarde y en la noche, y puede afectar al sueño.

El ejercicio y los complementos de hierro podrían reducir los síntomas, apuntaron los investigadores. Hay medicamentos para los casos más graves, pero muchos tienen efectos secundarios significativos si se toman durante demasiado tiempo.

En el nuevo estudio, se realizaron escáneres cerebrales a 28 personas con un síndrome de las piernas inquietas grave y a un “grupo de control” de 51 personas sin el trastorno.

Los escáneres cerebrales revelaron que las personas con el síndrome de las piernas inquietas tenían en promedio un grosor del tejido un 7.5 por ciento más bajo en la corteza somatosensorial. Se trata del área del cerebro que procesa sensaciones como el tacto, el dolor, el movimiento, la posición y la temperatura.

Las personas con el síndrome de las piernas inquietas también presentaban una reducción en la región cerebral donde las fibras nerviosas conectan a los dos hemisferios del cerebro, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 25 de abril de la revista Neurology.

“Estos cambios estructurales hacen que sea incluso más convincente que los síntomas del síndrome de las piernas inquietas surgen de unos cambios únicos en el cerebro, y ofrecen una nueva área de enfoque para comprender el síndrome y posiblemente desarrollar nuevas terapias”, comentó en un comunicado de prensa de la revista el autor del estudio, Byeong-Yeul Lee.

Sin embargo, el estudio no probó que hubiera causalidad. Y Lee añadió que es posible que los síntomas del síndrome de las piernas inquietas sean causados por problemas en otras partes del sistema sensorial.

Lee es asociado de investigación en el Centro de Investigación con Resonancias Magnéticas de la Universidad de Minnesota, en Minneapolis.

Advertisements

Comentarios

comentarios