Mientras la joven paramédica lo auxiliaba se le hizo fácil toquetearla

HERMOSILLO, SON.- Jesús Bernardo recibió la noche del domingo la golpiza de su vida y ni estando maltrecho se detuvo para cometer abusos deshonestos en perjuicio de una jovencita paramédica que lo auxilió.

Eran alrededor de las 23:15 horas cuando el hombre pidió auxilio a la línea de emergencias 911 argumentando que varios hombres lo habían lesionado a golpes.

A su domicilio, ubicado en avenida Los Pilares, entre el bulevar Pedro Salazar Félix y calle Agua Escondida, llegó una ambulancia y una paramédica se aprestó a brindar la atención pre hospitalaria al herido.

La joven auscultó a Jesús Bernardo, por los golpes que a simple vista se le apreciaban en diferentes partes del cuerpo, además de fractura nasal.

Pero el señalado fue malagradecido y a pesar de estar molido a golpes, posó sus manos en las partes íntimas de la joven, además la tomó del cuello para amenazarla.

La perjudicada notificó a las autoridades lo sucedido y agentes de la Policía Municipal se presentaron en el lugar para apoyarla.

El herido fue trasladado al Hospital General del Estado de Sonora y después de ser dado de alta tendrá que enfrentar cargos por abusos deshonestos y amenazas, ante un agente del Ministerio Público del Fuero Común especializado en delitos sexuales.

Entorno Informativo

Advertisements

Comentarios

comentarios