La pareja es de dos

Como terapeutas en ocasiones nos encontramos con pacientes con son verdaderos retos a nuestro conocimiento, experiencia y aunque no sea muy prudente decirlo, también a nuestra paciencia, ahora imaginemos que esta situación se ve aún más complicada cuando se trata de una relación de pareja, ya no es uno el reto, sino dos.

Las relaciones de pareja por sí mismas ya son complicadas, en terapia tiene su particular grado de complejidad, pero algo que ayuda bastante es encontrar un punto en común entre ambos pacientes, es curioso como ante un profesional de la conducta siempre el paciente culpa a la otra persona de ser por quien las cosas no marchen bien, cuidado con esto, nunca en un conflicto de pareja hay un solo culpable, ya sea por acción u omisión siempre hay dos culpables. En ocasiones la culpa se da por situaciones absurdas para el uno o la otra, pero evidentemente se presenta.

Cuidado, no caigas en la trampa que con frecuencia nos pone la otra parte, mujer u hombre con frecuencia es igual, no asumas toda la responsabilidad de las circunstancias, porque entonces estarías echando por la borda el principio de “Una pareja es de dos” por lo tanto la responsabilidad le guste o no a la otra persona es compartida, ya sea por no ponerse de acuerdo, por no querer ceder o caer en un extraño juego de poder, es importante aclarar que la terapia de pareja no siempre tiene como objetivo que la pareja solucione sus conflictos y sigan adelante felices hasta la eternidad, hay parejas que por más presentes que estén en la terapia definitivamente no pueden lograr acuerdos o ceder a sus propios egos.

De esta manera la terapia de pareja tiene como fin el trabajar primeramente para el bien seguir o en ocasiones tristemente para el bien terminar, por lo que asistir a una terapia de pareja no siempre logrará como resultado el “Vivieron felices para siempre”. Por supuesto que ayuda a que la pareja logre una buena comunicación y entendimiento a niveles muy profundos, pero esto siempre dependerá de la buena disposición que la pareja tenga de seguir las estrategias que el profesional les plantee, y aclaro, el profesional solo es un elemento en la ecuación, pero el trabajo y dedicación de la pareja en el día a día es lo que de verdad logrará una historia con final feliz.

Me he encontrado parejas en terapia que en lo sexual tienen una excelente experiencia, pero después de esto no encuentran nada más en común, si bien es cierto el sexo es un elemento importante en la pareja, sí resultaría imposible que solo con ello logren ser una buena pareja, es importante trabajar en la convivencia día a día, el esforzarse en aceptar a la otra persona tal como es y saber elegir que batallas pelear, si no, irremediablemente llegarán al punto de terminar la relación y sólo entonces en muchas ocasiones es cuando verdaderamente valoran la relación que tenían, incluso afirmando que no era tan mala, en una relación de pareja se debe buscar enamorar a la otra persona constantemente, evitando que la rutina sea quien prevalezca en la pareja, hagan cosas diferentes.

Incluso recuerden constantemente como se conocieron y ese momento especial entre ambos que les hizo decidir que juntos podrían tener una historia extraordinaria, porque ser feliz con alguien no es fácil, pero sí posible. Solo piensen en una pareja de ancianitos caminando juntos uno al lado del otro, a paso lento, yo lo vi muchas veces en el parque de los pioneros y de verdad, se nota que muchos de ellos a su modo, han sido muy felices. Te reto a ser feliz con tu pareja y a solucionar sus diferencias por medio del diálogo y la comprensión, a diferencia de muchas parejas de ahora, que usan el reproche y el chantaje para solucionar sus conflictos.

alexism

 

ALEXIS HUMBERTO MEZA HIGUERA

LICENCIADO EN PSICOLOGÍA
INSTITUTO TECNOLÓGICO DE SONORA
CED. PROF. SON 025128
Cel. (644) 451-6807
alexismeza@msn.com
FACEBOOK

Advertisements

Comentarios

comentarios