Impiden a regidor Arrayales dar informe en sala de Cabildo

La obligación de los regidores es atender las demandas de la sociedad a la que representan, no sevir sólo a los funcionarios municipales, afirmó Rosendo Arrayales Terán durante su primer informe de actividades como regidor en el cabildo cajemense.

Ante reporteros y simpatizantes de su trabajo como edil, Arrayales expuso su informe en la puerta de entrada de Palacio Municipal ya que la sala de regidores, que había solicitado con anticipación, fue cerrada debido a labores de limpieza.

En su informe citó las tres líneas principales de su trabajo: Promover austeridad en las finanzas municipales, el incremento de la seguridad pública y la gobernabilidad del Ayuntamiento.

Desde 2018, dijo, “planteé una reestructuración del organigrama del Ayuntamiento, donde se fusionarán direcciones y secretarías para eliminar algunos puestos… lo que se está haciendo hasta hoy”.

En apoyo a las labores de seguridad pública, el regidor propuso un plan para brindar atención a los deudos y víctimas del delito, principalmente a los niños que quedan huérfanos, y que el Ayuntamiento ayude al colectivo Guerreras Buscadoras, “lo que hasta hoy no se ha hecho”.

Asimismo denunció la asignación de 67 policías comisionados a cuidar empresarios, amigos de políticos o personas influyentes, y el sueldo global de esos elementos suma 959 mil pesos mensuales, “que paga la ciudadanía”.

A Tesorería municipal y a los miembros del Cabildo propuso revisar el contrato que mantiene el Ayuntamiento con el Club de Beisbol Yaquis, para que este ente privado pague lo que debe pagar y no se le condonen dichos pagos como ha sido hata ahora.

Una de las iniciativas que más polémicas causó este año fue la revisión de las faltas que acumulan los regidores que no asisten a las reuniones obligatorias y se sancionara a los más faltistas conforme a la Ley de Administración y Gobierno Municipal.

Este punto, puntualizó, aún no se ha cumplido.

Arrayales Terán hizo énfasis además en la demanda que interpuso para que se investigue y castigue a los guardias de celdas y funcionarios municipales directamente relacionados con el asesinato de un ciudadano detenido en celdas municipales el pasado 4 de junio.

Subrayó que hasta el momento no se ha realizado dicha investigación y los funcionarios implicados -el exsecretario del Ayuntamiento y el contralor José Guerra- no han sido investigados y menos aún castigados.

Acciones como las ya mencionadas y las que realiza para revisar y en su caso suspender los contratos de lámparas LED y el servicio de recolección de basura por parte de la empresa TEC-MED, forman parte de un trabajo intenso, apasionado, que la sociedad cajemense ha reconocido.

Vía InfoCajeme

Advertisements

Comentarios

comentarios