Exempleada demanda a Trump por darle un beso sin su consentimiento

Poco antes de un mitin celebrado en Florida, en 2016, Alva Johnson asegura que Donald Trump se acercó a ella y le dio un beso sin su consentimiento, acción por la que ahora ha entablado una demanda federal contra el presidente de Estados Unidos.

Según ha trascendido, Alva ejerció un puesto de coordinación y logística de vehículos y oficinas móviles durante la campaña del político hace más de dos años.

Un día, previo a la realización de un evento de campaña en Florida, Johnson alega que el mandatario subió a uno de los vehículos, sujetó su mano sin intención de soltarla y la besó en la comisura de los labios, esto después de que ella se apartó para evitar el contacto.

De acuerdo con lo que se describe en la demanda, la Fiscal General de Florida Pam Bondi fue testigo de lo que ocurrió y “miró a la señora Johnson y sonrió”.

Se reporta que Alva Johnson demanda haber sufrido trauma psicológico, humillación, angustia, invasión de la privacidad, pérdida de la dignidad, entre otras afectaciones después de lo sucedido.

Por su parte, la demanda incluye la narración de otros casos de mujeres que han señalado haber sido blanco de esa conducta inapropiada por parte de Donald Trump, además de indicar que Alva se vio impulsada a alzar la voz tras la revelación del video de Access Hollywood en el que el mandatario se ensalza de tocar y besar a mujeres sin su autorización.

Esta acusación es absurda. Esto nunca sucedió y se contradice con los varios testimonios de los testigos creíbles”, reportan que expuso Sarah Sanders, secretaria de prensa de la Casa Blanca, en relación a las acusaciones de Alva Johnson.

Comentarios

comentarios