El lichi, la fruta detrás de la muerte de niños

INDIA.- Hace tres años, Rajesh Yadav, investigador del Servicio de Inteligencia Epidemiológica de la India, se fue a vivir a la ciudad de Muzaffarpur, el lugar de uno de los brotes más misteriosos del país.

Cada año a mediados de mayo, a medida que las temperaturas llegaban a niveles abrasadores, llegaban al hospital niños que habían enfermado de la noche a la mañana. Los niños se despertaban al alba con un llanto agudo, según comentaron muchos padres.

Posteriormente, los menores comenzaban a sufrir convulsiones y entraban en coma. En casi el 40 por ciento de las ocasiones, morían.

Y cada año, con la llegada de la temporada de lluvias por el monzón en julio, el brote se iba tan repentinamente como había llegado.

A principios de 1995, diversas investigaciones atribuyeron el fenómeno a un golpe de calor; infecciones transmitidas por ratas, murciélagos o tábanos, o a los pesticidas utilizados en los huertos de lichi, extendidos en la región. No obstante, los investigadores no tenían muchas pistas.

En lugar de diseminarse entre un grupo, la enfermedad comúnmente azotaba a un niño en un poblado y a veces incluso los hermanos no se veían afectados.

Una investigación conjunta del Centro Nacional de Control de Enfermedades indio y la oficina para India de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés) en Atlanta, recién publicada en la revista médica británica The Lancet Global Health, ha identificado al sorprendente culpable: el lichi, cuando los niños desnutridos lo consumen en ayunas.

Advertisements

Comentarios

comentarios