El brócoli es la clave para la buena digestión

Científicos de la Penn State University (Estados Unidos) han llegado a la conclusión de que el consumo habitual de brócoli, u otras verduras como el repollo o las coles de Bruselas, puede ser beneficioso para evitar problemas intestinales, según los resultados de un estudio realizado en ratones, los resultados se publicaron en la revista ‘Journal of Functional Foods’.

“Hay muchas razones por las que queremos ayudar a la salud gastrointestinal, tanto para quienes ya tienen problemas como para evitar otras patologías también relacionadas con la inflamación intestinal, como la artritis o las enfermedades cardiovasculares“, dijo Gary Perdew, principal autor del estudio.

En su investigación, Perdew y todos los que participaron en la investigación observaron que algunas verduras tales como el brócoli, las coles de Bruselas o el repollo contienen un compuesto químico orgánico llamado indol glucosinolato, que se descompone en otros compuestos entre los que se encuentra el indolocarbazol (ICZ) en el estómago.

Cuando el ICZ se une y activa el receptor de hidrocarburo Aryl (AHR) en el revestimiento intestinal, ayuda a mantener un equilibrio saludable en la flora intestinal y la vigilancia inmunológica, y mejora la función de barrera ante los organismos huéspedes, según los investigadores.

Y esto puede ayudar a prevenir determinadas patologías como algunos tumores o enfermedad de Crohn, causada por la inflamación en el revestimiento del intestino.

 

“La dioxina, por ejemplo, activa este receptor, y si lo hiperactiva con dioxina, causará toxicidad. Pero lo interesante es que activándolo localmente y de forma natural no causa una activación sistémica“, ha concluido.

 

Advertisements

Comentarios

comentarios