Altera al alcalde de Cajeme que se le haya impuesto un militar como jefe de la Policía

Aquí manda el presidente municipal, no militares, que quede claro, gritó en sesión de cabildo

“Aquí manda el presidente municipal, no militares, que quede claro”, gritó el alcalde Sergio Pablo Mariscal en la sesión de cabildo en la que resultó electo jefe de la Policía Municipal al coronel Jorge Manuel Solís Casanova.

Expresó, visiblemente molesto, refiriéndose al coronel que “él está aquí como elemento civil, al mando no tenemos un militar, aquí no hay cambio en la estrategia”.

Al momento de votar, los regidores Emeterio Ochoa, Ana María Castro, Rebeca Godoy, Graciela Armenta y Gustavo Almada, del PRI, Verde y MC todos ellos, se abstuvieron, mientras que el resto sufragó a favor del coronel Solís Casanova.

El independiente Rodrigo Bours Castelo votó a favor del nombramiento del coronel, al igual que Rafael Delgadillo, del PAN, en tanto que Graciela Armenta cuestionó al militar, pero sin elementos, por lo que no tuvo valor lo que expuso.

Incluso pidió hablar con el coronel antes de la votación, lo que, obvio le fue negado.

Insistió el alcalde en que en Cajeme hay un mando policíaco civil y que no hay cambio en la estrategia.

Es más, hizo un reconocimiento “al talento de Francisco Cano Castro”, jefe policíaco depuesto, destacando que “no está en entredicho la capacidad de Cano Castro y se seguirá aprovechando su talento”.

Agregó que “no estamos hablando de separarlo del Ayuntamiento (a Cano Castro) y reconoció que el tema de la inseguridad es el número uno en Cajeme como en cuatro municipios más de la entidad.

No obstante, antes de someter a votación el nombramiento del coronel como titular de Seguridad Pública advirtió que por ley tenía que presentar una terna, “pero les pido respaldar mi propuesta de votar por el coronel Jorge Manuel Solís Casanova”, y así fue, a excepción de los regidores del PRI, Verde y MC, todos los demás votaron por el recomendado de Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana en México.

Horacio L. Zamudio / Noticias y Analisis

Advertisements

Comentarios

comentarios